Hombres armados sospechosos de ser miembros de una secta radical islámica abrieron fuego contra un policía y su familia, y murió su hija de seis años, dijo un policía local.

El portavoz de la policía del estado de Yobe Toyin Gbadegeshin dijo que los otros dos hijos menores del policía resultaron heridos en el tiroteo el domingo por la noche en la casa del policía en Potiskum en el noreste de Nigeria. El niño y la niña son atendidos en un hospital.

Gbadegeshin dijo que el policía escapó del ataque y fue encontrado más tarde el domingo.

Un vecino y testigo dijo que ellos tuvieron que llevar de urgencia a los niños al hospital.

Ggadegeshin agregó que se sospecha que los atacantes eran miembros Boko Haram, un grupo en campaña de una creciente batalla sangrienta contra las agencias de seguridad y el público. Más de 380 personas han muerto en violencia adjudicada a dicha secta sólo durante este año, según un conteo de The Associated Press.