Un líder miliciano palestino dijo el viernes que su grupo adhiere a un cese de fuego que interrumpió una andanada de cohetes respondida por ataques aéreos entre Israel y la Franja de Gaza el mes pasado.

El jeque Nafez Azzam, de la Yihad Islámica, desmintió las versiones israelíes de que había convocado a una lucha contra Israel pese a un cese de fuego.

"Nosotros en la Yihad Islámica adherimos al cese de fuego", aseguró Azzam a The Associated Press.

Agregó que un discurso en el que instaba a la resistencia era una declaración de principios políticos.

"Seguimos la lucha y la guerra santa", dijo Azzam en Gaza en comentarios difundidos por la televisión israelí. "No nos quebrarán. No nos rendiremos. No aceptaremos las condiciones que Israel trata de imponer".

Azzam dijo que pronunció su discurso el jueves.

El Canal 2 israelí interpretó el mensaje como una señal de que Yihad Islámica continuaría sus "operaciones" contra el estado judío pese al cese de fuego que puso fin a un intercambio de fuego a principios de marzo entre Israel y Gaza.

Grupos palestinos suelen ser acusados de enviar una serie de señales a sus partidarios radicalizados y otra al mundo exterior.

Las facciones militantes más reducidas de Gaza se ven conflictuadas, entre la necesidad de demostrar a sus partidarios que representan una alternativa radical a los gobernantes de Hamas, y las presiones de esa milicia y del público que no quieren que los ataques desencadenen otra ola de represalias israelíes.

La declaración de Azzam tuvo lugar en momentos en que Israel amenazó atacar a los milicianos, todavía no identificados, que lanzaron un cohete a la ciudad israelí de Eilat el jueves.

En Gaza estallan regularmente brotes de violencia en que se disparan cohetes contra Israel y se ataca desde el aire a blancos milicianos en el territorio, seguidos de ceses de fuego que duran meses.

El más reciente estallido de violencia comenzó a principios de marzo, cuando Israel mató a un líder miliciano que dijo planeaba un ataque, y el ataque a Eilat suscitó temores en Israel mientras el estado judío cerraba sus fronteras con los territorios palestinos y tomaba otras medidas de seguridad en preparativos para la Pascua judía.

La Yihad Islámica es un grupo miliciano que ha operado en Gaza desde 1979 y ha atacado a Israel con bombas y cohetes.