El incremento en las tasas de interés exigidas para los bonos españoles y de otras naciones de la Eurozona se debe en gran medida al nerviosismo de los mercados respecto del crecimiento económico en Europa, dijo el ministro de Economía español.

Luis de Guindos dijo ante la Radio Nacional de España que las malas estadísticas sobre crecimiento en Europa dadas a conocer muestran que la recesión podría ser más profunda de lo previsto y "hacen creer (a los mercados) que va a ser más difícil cumplir los objetivos de déficit (fiscal)".

De cualquier manera, De Guindos insistió el jueves en que "no está sobre la mesa" la opción de un rescate financiero para España.

Las tasas de interés que deben pagar los bonos españoles se dispararon recientemente debido a las dudas hacia la capacidad del gobierno para lograr la aprobación de un programa de austeridad de gran escala y la reducción del déficit fiscal del país.

Los mercados estuvieron cerrados por el feriado del Viernes Santo y en España continuarán inactivos el lunes.