Los empleadores redujeron severamente sus contrataciones el mes pasado, una muestra de que la economía de Estados Unidos podría no estar creciendo lo suficientemente rápido para sostener una sólida generación de empleo. La tasa de desempleo disminuyó, pero más que nada debido a que más estadounidenses dejaron de buscar trabajo.

El Departamento del Trabajo indicó que la economía agregó 120.000 plazas en marzo, una caída respecto de más de 200.000 empleos creados en cada uno de los tres meses anteriores.

La tasa de desempleo cayó a 8,2%, el punto más bajo desde enero de 2009, si bien esa caída se debe a que menos personas buscaron trabajo. El conteo oficial de desocupación solamente incluye a quienes buscan un empleo.

La economía ha agregado 858.000 puestos desde diciembre — los mejores cuatro meses de contrataciones en dos años.

El tibio reporte resultó decepcionante después de tres meses de un sólido crecimiento laboral. La desaceleración en la generación de empleos podría amenazar un reciente aumento de la confianza de consumidor y afectar el entusiasmo de los inversionistas por las acciones en los mercados bursátiles. De paso, podría resultar un revés para las esperanzas de reelección del presidente Barack Obama.

Sin embargo, algunos economistas consideraron que se trata sólo de un mes flojo después de un trimestre de avances decididos.

"Estamos decepcionados", reconoció Anthony Chan, jefe economista de JPMorgan Wealth Management. "Pero cuando levantas el capó y miras lo que hay adentro esto luce un poco mejor".

Los rendimientos de los bonos del Tesoro y acciones a futuro se desplomaron luego que el informe fue dado a conocer. El rendimiento de los bonos de referencia del Tesoro a 10 años cayó de 2,20 a 2,09%, mientras que las acciones a futuro de Standard & Poor's 500 bajaron 0,8% a 1.381 unidades. Ambos habían registrado pocos cambios minutos antes de la publicación del reporte.

La mayoría de los mercados financieros de Estados Unidos cerró por ser feriado del Viernes Santo y otros se mantienen abiertos para sostener sesiones abreviadas. El mercado bursátil está cerrado pero los futuros siguen en intercambio desde las 9:15 de la mañana. La transacción de bonos del gobierno estadounidense termina a mediodía.

Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, ha advertido que es poco probable que el actual ritmo de contratación continúe sin que exista mayor gasto del consumidor.

Los minoristas recortaron cerca de 34.000 empleos en marzo y las empresas de contratación temporal eliminaron casi 8.000 — una señal potencialmente mala para el mercado laboral debido a que las compañías suelen contratar a empleados temporales antes de agregar a la planta laboral a empleados de tiempo completo.