Aun cuando han prescindido la mayor parte de la campaña del actual jugador Más Valioso de la Liga, los Toros de Chicago son buenos para ganar.

Luol Deng anotó 18 de sus 26 puntos en la segunda mitad y Joakim Noah agregó 17 tantos y nueve rebotes para que los Bulls ganaran el jueves en la noche 93-86 a los Celtics de Boston.

Chicago volvió a salir a la cancha sin Derrick Rose, quien no ha jugado 12 partidos consecutivos debido a una lesión en la ingle.

Chicago, que ha jugado sin Rose 22 encuentros esta temporada, tiene foja de 15-7 sin él, incluida la de 8-4 en el periodo más reciente.

"Lo más importante es ver qué hay disponible, creo. Nuestro equipo ha mostrado toda la campaña que damos gran pelea y creemos que podemos ganar con quienes alineemos, eso lo han exhibido los jugadores toda la temporada", expresó el entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau.

Noah dijo que estaría feliz de tener de nuevo a Rose, pero no quiere que los Bulls se confíen cuando esto suceda.

"Todos en verdad queremos el regreso de Derrick, aporta, pero aun cuando ocurra, (el juego) no será fácil", expresó Noah.

"Nos esperan numerosos partidos de visitantes, muchos, muchos combates. Con Derrick de regreso tenemos que jugar con hambre (de triunfo). Cuando jugamos con hambre a los otros les cuesta trabajo derrotarnos", apuntó.

Los Bulls remontaron una desventaja de 13 puntos en la primera mitad y se despegaron en el marcador en el último cuarto para poner fin a su primera racha de dos reveses consecutivos en la temporada.

Chicago se acercó a 11 puntos al medio tiempo y superó en anotaciones a Boston — 55-37 — tras el descanso, situación que puso furioso al entrenador de los Celtics, Doc Rivers, al término del partido.

"Tuve que utilizar dos tiempos extras... para recordarnos a todos que estábamos jugando esta noche un partido de la NBA", dijo Rivers. "Nuestra actitud hacia el juego nos significó la peor derrota esta campaña", apuntó.

Paul Pierce anotó 22 puntos para Boston, que ha perdido dos partidos consecutivos tras una racha de cinco triunfos, su más alta de la temporada. Pierce tuvo solamente un sólo punto en el último cuarto.

"El de esta noche fue un esfuerzo inaceptable para todos nosotros. Y no digo esto muy a menudo. Ni siquiera creo que lo haya dicho antes", señaló Rivers.

En tanto, los Knicks de Nueva York, con 19 puntos de Carmelo Anthony y 12 de Tyson Chandler, derrotaron de visitantes por 96-80 al Magic de Orlando, en una inversión de imagen entre ambos equipos.

En marzo, los Knicks parecían el equipo en permanente turbulencia en la NBA con problemas respecto del entrenador y su segunda racha de reveses más prolongada de la campaña.

En su segundo partido frente a Orlando en poco más de una semana, el Magic aparece como el equipo inmerso en un drama extracancha de telenovela entre el pivote Dwight Howard y el entrenador San Van Gundy.

Van Gundy dijo el jueves en la mañana que le informaron — desde lo más alto de la gerencia del equipo — que su despido fue solicitado por Howard.

Sea o no que estos comentarios hayan afectado, lo cierto es que Howard y sus compañeros tuvieron su quinta derrota consecutiva, su racha de reveses más alta de la campaña.

"La seguridad de mi cargo no es lo importante en este momento", expresó Van Gundy al término del partido. "Las pretensiones de Dwight tampoco son importantes ahora. Lo importante es que nos concentremos en ser un mejor equipo. No se puede tener cinco partidos terribles seguidos", apuntó.

En los demás resultados del día, Detroit 99, Washington 94; L.A. Clippers 93, Sacramento 85. El mejor anotador de Detroit fue Greg Monroe, que tuvo 18 puntos, y el de los Wizards, John Wall, que consiguió 28 tantos.