Una banda internacional de narcotraficantes fue desbaratada el viernes en esta capital y sus alrededores tras la confiscación de 280 kilos de cocaína que estaban ocultos en muebles.

La droga hallada en un depósito de muebles en la localidad de Lanús, a 14 kilómetros al sur de Buenos Aires, iba a ser enviada aparentemente a Estados Unidos y Europa, donde está valorada en 25 millones de dólares y 14 millones de euros, dijo la ministra de Seguridad, Nilda Garré a la agencia oficial de noticias Telam.

"Tenemos 25 detenidos; 11 colombianos, 2 españoles y el resto son argentinos", dijo la funcionaria en referencia al denominado "Operativo Luis XV", llamado así porque el lugar en el que estaba oculta la cocaína eran "muebles de estilo".

Las policías federal y bonaerense, Gendarmería Nacional, la Aduana y la Secretaría de Inteligencia participaron en 78 allanamientos en esta capital y localidades de la provincia de Buenos Aires en los que se produjeron las detenciones.

"Dentro de los muebles había unos compartimentos hechos aparentemente con aluminio o plomo y espejo, cuyo objetivo sería evitar que sea detectada la droga por los escaners", dijo la ministra.

Indicó que la droga sería de origen colombiano y que además se confiscaron 30.000 dólares, 40.000 euros y 30.000 pesos argentinos "posiblemente producto de venta de cocaína al menudeo".

Según explicó, la investigación comenzó en abril de 2011 con la detención en el aeropuerto internacional de Ezeiza del colombiano Ignacio Alvarez Meyendorff. Este presunto narco es requerido por Estados Unidos y su extradición a ese país se dirime en la justicia argentina.

En los últimos años se han incrementado las incautaciones de cocaína en Argentina, país de tráfico de la droga, fundamentalmente a Europa.