Real Madrid y Barcelona siguen separados por seis puntos en la cima de la liga española de fútbol y en ritmo frenético de competición en el tramo final de la temporada.

Superada por ambos la ronda de cuartos de final de la Liga de Campeones entre semana — el Barsa eliminó al Milan y jugará en semifinales contra el Chelsea y el Madrid se deshizo del APOEL para enfrentar al Bayern Munich — ambos contendientes vuelven a disputar tres cotejos ligueros en siete días a partir del sábado, cuando los azulgrana visiten la difícil cancha del Zaragoza al arranque de la 31ra fecha.

Cuando restan ocho fechas para la conclusión del campeonato, el Madrid continúa líder de la clasificación con 78 unidades. El Barsa es segundo con 72.

A pesar del actual antepenúltimo puesto del equipo aragonés en la tabla, el estadio de La Romareda se antoja un hueso duro de roer para los azulgrana, que siempre han sido mal recibidos por la histórica rivalidad con la afición zaragozana, y enfrentarán un equipo revitalizado tras tres victorias al hilo que alimentan sus esperanzas de permanencia en la primera división.

"Si perdemos no hay que verlo todo oscuro", avisó el timonel del equipo "maño", Manolo Jiménez. "Tenemos que ir al ataque, porque el Barsa seguro que marcará un gol y cuando intentas remontar es cuando te mata".

El Madrid no jugará en campo hostil pero sí contra otro de sus rivales más acérrimos, pues recibe el domingo a un Valencia enturbiado tras dos derrotas y un empate en casa que dejan en el alambre la continuidad del técnico Unai Emery. Un nuevo traspié ante los odiados "merengues" podría precipitar su cese.

En la capital, las aguas parecen haber vuelto a su cauce después de encadenar dos victorias seguidas en liga por un global de 10-2 ante Real Sociedad y Osasuna. El Madrid recuperó a Angel Di María para el choque de vuelta con el APOEL y el argentino correspondió marcando su primer gol desde el 18 de febrero. Para recibir al Valencia, José Mourinho también podrá contar con Pepe en el eje de la defensa, cumplidos sus dos partidos de sanción, aunque no con Sergio Ramos por acumulación de tarjetas amarillas.

Pep Guardiola está pendiente de la evolución de Gerard Piqué en el bando barcelonista y la frescura física y mental de sus futbolistas tras la exigente eliminatoria ante el Milan.

En lucha paralela por la liga está también el título de máximo cañonero de la competición entre el madridista Cristiano Ronaldo (37 goles) y el argentino Lionel Messi (36).

Con tres partidos en ocho días, ambos tendrán oportunidad de engrosar sus cuentas, también respecto al máximo goleador histórico en Europa en una temporada, el alemán Gerd Mueller (67 dianas en todas la competiciones). Messi (58) es quien más se acerca, seguido de Cristiano (49).

Tras el fin de semana, el Barsa recibe el martes al Getafe y viaja el sábado a Valencia para enfrentar al Levante. El Madrid disputa el miércoles el clásico capitalino en cancha del Atlético de Madrid y recibirá, también en sábado, la visita del Sporting de Gijón.

Las plazas europeas volverán a estar en juego este fin de semana con los cruces entre Levante y Atlético y Athletic de Bilbao y Sevilla. Entrenados por el argentino Marcelo Bielsa, los vascos solo han sumado uno de los últimos 15 puntos en disputa y están acusando el esfuerzo de la Liga Europa, mientras el Atlético de su compatriota, Diego Simeone, ganó con autoridad la fecha anterior al Getafe.

La programación sabatina inicia con la visita de un apurado Sporting a cancha del Getafe y se completa con los cotejos Rayo Vallecano-Osasuna, Espanyol-Real Sociedad y Betis Villarreal. El domingo, el Mallorca recibe al Granada. La fecha cierra en lunes con el Málaga-Racing de Santander.