El buen momento que atraviesa Wayne Rooney en la marcha del Manchester United hacia su 20mo título de la liga Premier le está dando al delantero la oportunidad de acercarse a algunos nombres legendarios en la lista de goleadores del equipo.

El United se ha separado cinco puntos de su vecino Manchester City, cuando restan siete jornadas, en gran parte gracias a los ocho goles de Rooney en los últimos siete encuentros, con lo que ya suma 28 esta temporada en todas las competencias y 175 en su carrera con el club.

Antes de la visita el domingo de Queens Park Rangers, que se encuentra en zona de descenso, Rooney se encuentra cuatro goles atrás de George Best y Dennis Viollet, quienes están empatados en tercer lugar en la lista de goleadores del United.

"He visto el récord goleador histórico y algunas personas me lo han hecho notar también, pero estoy muy, muy lejos de sir Bobby (Charlton, con 249 goles) y de Denis Law (237)", dijo Rooney.

"Obviamente estoy orgulloso de estar ahí cerca de algunas leyendas del equipo. Con suerte podré superarlos pronto".

Si el United gana un octavo partido consecutivo en la liga, el City hará posteriormente su visita al Arsenal, tercero en la tabla, con un déficit de ocho puntos, luego de haber estado cinco puntos adelante en diciembre.

"No creo que este campeonato haya terminado", dijo el jueves el técnico del City Roberto Mancini. "Si ellos ganan todos sus partidos, se merecen ganar el título".

City, con posibilidades de conseguir su primer título inglés desde 1968, ha ganado sólo uno de sus últimos cuatro partidos y perdió su récord perfecto en casa en la liga esta temporada al empatar 3-3 con el Sunderland el fin de semana.

Con Sergio Agüero en recuperación de un problema en el tobillo, Mancini podría decidir que es hora de que otro delantero argentino, Carlos Tevez, sea titular por primera vez desde que zanjó sus diferencias con el equipo en febrero.

Tevez ha entrado como suplente en los últimos tres partidos del City, pero aún no mete goles esta temporada.

"La verdad es que ya no depende de nosotros", dijo el capitán del City Vincent Kompany. "Seguiremos teniendo esperanza, simplemente no es tan fácil como hubiera sido antes. Pero me gustaría resaltar el hecho de que hemos progresado mucho, como lo demuestra el que estemos jugando para ganar la liga".

La racha de siete victorias del Arsenal terminó a manos del QPR el fin de semana, lo que permitió al Tottenham borrar la desventaja de tres puntos de su rival londinense.

El conjunto de Arsene Wenger, no obstante, ganó sus últimos seis cotejos como local — con 23 goles en el proceso — y tiene al máximo artillero de la liga, Robin van Persie, con 26 goles.

"Cuando estás en apuros, estás dispuesto a sufrir un poco más sabiendo que sólo tienes que encontrar una oportunidad y que hay un hombre que puede darnos la victoria", dijo Wenger sobre Van Persie.

El Tottenham visita a Sunderland el sábado, mientras que el Chelsea y el Newcastle están cinco puntos atrás de los "Spurs" antes de sus encuentros con el Wigan y el Swansea, respectivamente.

El partido del sábado en el Stamford Bridge da pie a una frenética agenda de seis encuentros en 18 días para el Chelsea, que avanzó a semifinales de la Liga de Campeones, donde se medirá con el Barcelona, tras vencer el miércoles al Benfica.

Pero el equipo londinense estará sin el capitán John Terry, quien dice que tiene dos costillas fracturadas y que tenía dificultades para respirar en el partido contra el Benfica.

En el otro extremo de la tabla, el sotanero Wolverhampton Wanderers está a seis puntos de los equipos más cercanos previo a su partido contra el Stoke.

Blackburn, empatado en el penúltimo sitio con el Wigan, es otro equipo en zona de descenso antes de visitar al West Bromwich Albion.

También el sábado, el Bolton recibe al Fulham, mientras que Aston Villa viaja a Liverpool, que ha perdido seis de los últimos siete partidos de liga y se ubica en el octavo lugar, lo que ha ocasionado que el trabajo del técnico Kenny Dalglish esté en la mira.