Uno de los autores intelectuales del incendio intencional a un casino donde murieron 52 personas el año pasado murió en un enfrentamiento armado con soldados del Ejército.

El sospechoso Francisco Medina Mejía estaba entre cuatro pistoleros que murieron el miércoles en un choque armado en una autopista cerca de la ciudad Nuevo Laredo, en la frontera con Texas, informó la Secretaría de Defensa.

El ejército dijo que los sospechosos tenía ocho fusiles y un lanzador de granadas. Uno de los cadáveres tenía huellas de quemaduras y uno de los fusiles llevaba una inscripción, "El quemado", que era el apodo de Medina Mejía.

Presuntamente el hombre fue el lugarteniente del líder de los Zetas, Miguel Angel Treviño y se dice que asesinó a Manuel Farfán, un general retirado que fue jefe de la policía de Nuevo Laredo en el 2011.

Se informó que el ataque al casino fue trabajo del cartel de narcotraficantes los Zetas el 25 de agosto. Hombres armados llegaron a un casino, lo rociaron con gasolina y le prendieron fuego, atrapando a docenas de personas que murieron asfixiadas.

Las autoridades dijeron que los narcotraficantes incendiaron el local porque sus propietarios no habían pagado el dinero de la extorsión a que eran sometidos. Sin embargo uno de los propietarios del casino negó esa versión a los periodistas.

Asimismo, nueve sospechosos de narcotráfico murieron en dos enfrentamientos armados con tropas del Ejército en el oeste de México, informó la procuraduría estatal.

La procuraduría del estado de Michoacán dijo que cinco hombres murieron en el primer tiroteo, que comenzó cuando el presunto grupo de narcotraficantes comenzó a dispararle a una patrulla militar frente a una vieja hacienda en el pueblo de Churintzio.

Los soldados hallaron dos fusiles automáticos, pistolas y otras armas cerca de los cadáveres de los pistoleros.

Otros cuatro hombres murieron en un vehículo deportivo el martes por la noche. Tres de los sospechosos portaban fusiles automáticos.

En Michoacán opera el grupo de narcotraficantes los Caballeros Templarios.