Es posible que toneladas de agua altamente radiactiva se hayan filtrado al océano desde una unidad de purificación de la planta nuclear japonesa azotada por el maremoto del año pasado, dijo el jueves la empresa que opera la planta.

Trabajadores de la compañía eléctrica Tokyo Electric Power Co. descubrieron una fuga en la madrugada del jueves procedente de un tramo de manguera en un dispositivo utilizado para descontaminar el agua de refrigeración que se fuga de los reactores.

La compañía dijo que al parecer había detenido la fuga.

La fuga ocurrió en un momento en que el operador batalla para mantener fríos los reactores fusionados y trata de contener la radiación, y además genera dudas sobre la capacidad de la compañía para mantener la planta en condición estable.

Fugas similares han ocurrido en un sinnúmero de ocasiones desde el año pasado, aunque según funcionarios no representan una amenaza inmediata de salud.

El gobierno declaró en diciembre que la planta estaba estable y las fugas de radiación habían disminuido significativamente.