La inflación de marzo cayó en Brasil a 0,21% para un acumulado de 5,24% en los últimos 12 meses, informó el jueves el organismo oficial de estadística.

El Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA), principal indicador inflacionario, mostró una reducción en marzo comparado con febrero, cuando alcanzó 0,45%, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). También es inferior al de marzo de 2011, de 0,79%.

El Banco Central de Brasil estableció como meta inflacionaria del año 4,5%, con un margen de variación de dos puntos porcentuales.

El ministro de Hacienda, Guido Mantega, expresó a periodistas que "el IPCA de 0,21% es muy bueno, muestra que la inflación está totalmente bajo control y abre la posibilidad de un crecimiento económico mayor".

El ministro proyectó esta semana un crecimiento económico de 4,5% para 2012, luego de la expansión de 2,7% el año pasado.

Consideró que la baja inflacionaria podría propiciar nuevos estímulos a la economía, como la reducción de la tasa de intereses. El Banco Central utiliza el IPCA para definir la tasa referencial de intereses Selic, actualmente de 9,75% anual.

La inflación acumulada en 12 meses hasta marzo, de 5,24, está más cerca de esa meta que en los 12 meses acumulados hasta febrero, de 5,85%, según el IBGE.

El organismo de estadística reveló que una fuerte caída en los precios del sector educación impactó la baja inflacionaria de marzo.

También hubo bajas de precios en los grupos de gastos personales, vivienda, bienes de residencia, salud y comunicación, mientras que hubo aumento en los precios de alimentos y bebidas y transporte.

La inflación cerró 2011 en el límite más alto de la meta, de 6,5%, aunque el Banco Central anticipó que en 2012 podría alcanzar un nivel inferior al centro de la meta, de 4,5%.