Explosiones seguidas de incendios provocaron el jueves el cierre de uno de dos oleoductos que corren por el sureste de Turquía, procedente de Irak hasta el Mar Mediterráneo, dijeron las autoridades.

El funcionario, que dio declaraciones a condición de mantenerse anónimo debido a las normas del gobierno, dijo que las explosiones provocaron incendios cerca de Idil, pueblo de sureste turco, obligando a las autoridades a cerrar la operación en la madrugada del jueves.

Indicó que el incendio fue sofocado y que comenzaba a fluir el crudo hacia el puerto de Ceyhan, en Turquía, procedente de Kirkuk, en el norte de Irak, a través de otro oleoducto que corre paralelamente.

El funcionario informó que las explosiones podrían haber sido intencionales. Los rebeldes curdos, que luchan por la autonomía de la región sureste habitada mayormente por esa etnia, han provocado explosiones en el pasado.

No se sabe cuando se reiniciará el funcionamiento del oleoducto.