Felipe Santos, un inmigrante mexicano que vivía sin autorización legal en Estados Unidos, y Terrance Williams, de raza negra, no tenían nada en común hasta hace ocho años, cuando ambos desaparecieron en circunstancias casi similares en el área de Naples, en la Florida.

Ambos se toparon antes con el asistente de alguacil Steven Calkins.

Las investigaciones de las autoridades locales, estatales y federales no dieron resultado. Calkins, de raza blanca, ha negado toda responsabilidad y alega que llevó a ambos jóvenes hasta dos tiendas distintas. Nunca fue acusado pero fue despedido porque dejó de cooperar con los investigadores. Las familias de los dos desaparecidos han quedado en el limbo y siguen preguntándose sobre su paradero después que se apagó el interés público sobre el caso.

Ahora la atención sobre las desapariciones ha vuelto a captar la atención en parte porque el astro de Hollywood Tyler Perry y activistas de derechos civiles han mencionado estos hechos al referirse al caso de Trayvon Martin para atraer el interés sobre lo que perciben como una serie de injusticias e investigaciones inconclusas cuando se trata de grupos minoritarios.

"Ellos nunca son arrestados, nunca llegan a la cárcel", escribió Perry el domingo en su sitio cibernético Tylerperry.com. "Ellos fueron llevados en el asiento trasero del carro del asistente Calkins y no se volvió a saber de su paradero nunca más. Y hasta este momento el asistente Steve Calkins es un hombre libre. Supongo que ahora es el momento de realizar una marcha en Naples", destacó el actor.

Santos, que trabajaba en las tareas agrícolas y en construcción, tenía 23 años cuando desapareció en octubre del 2003. Conducía un vehículo con sus hermanos cuando tuvo un choque ligero con otro vehículo. No tenía documentos de matrícula ni seguro, y Calkins lo arrestó, lo puso en el asiento trasero de su patrullero y se marchó.

Cuando sus hermanos fueron a verlo a la cárcel para tratar de obtener su libertad, no lo encontraron.

Poco después, Calkins les dijo a los investigadores que en vista de que Santos había cooperado, decidió no arrestarlo y le dejó en una tienda.

Williams, tenía 27 años cuando se mudó a Naples procedente de Chattanooga, Tenesí, a fin de estar más cerca de su madre después de haber tenido problemas con la ley. Su automóvil Cadillac de color blanco, se descompuso en enero del 2004. Calkins lo vio y llamó a la oficina del alguacil del condado Collier a fin de que se verificara el número de placa y se remolcara al vehículo. En una conversación grabada, Calkins y el despachador simularon un exagerado acento negro.

Posteriormente, Calkins les contó a los investigadores que Williams le pidió que lo llevara a una tienda y lo dejó ahí. Los reportes policiales indican que Williams fue visto por última vez por un testigo cerca de un cementerio.

Don Hunter, que era el alguacil del condado Collier en esa época, dijo que el patrullero Calkins fue registrado y se tomaron pruebas para detectar sangre u otro tipo de refriega, pero no se encontró nada. Asimismo se le colocó un artefacto de seguimiento al automóvil de Calkins en caso de que éste se hubiera desecho de sus cuerpos y volviera al lugar, relató Hunter, pero no sucedió nada de eso.

El ex alguacil señaló que los dos hombres tenían razones para desaparecer — Santos estaba en el país sin permiso y Williams tenía que comparecer en un tribunal de Tenesí donde podía ser enviado a prisión por pagar manutención.

Hunter finalmente despidió a Calkins, alegando que el asistente se negó a cooperar y que una de tres pruebas detectoras de mentiras indicaba algo de engaño.

Karie Partington, la portavoz de la Oficina del Alguacil del condado Collier, destacó el miércoles que el caso sigue "abierto y activo" y que los investigadores siguen una pesquisa sobre una información recibida después que Hunter fue entrevistado en CNN esta semana. No dio detalles.

"Estamos complacidos por la atención que el caso ha recibido recientemente", indicó la vocera.

Salvador Santos, hermano de Felipe, dijo "me complace saber sobre los esfuerzos que realiza el señor Perry para publicitar el caso y que el caso está recibiendo nueva atención".

La madre de Williams, Marcia Williams, afirmó que se organiza una marcha en compañía de Perry y del líder de los derechos civiles Al Sharpton.

___

La periodista de Associated Press, Tamara Lush en St. Petersburg contribuyó a este despacho.

___

Mitch Stacy está en Twitter como: http://twitter.com/mitchstacy.