Un supuesto atacante suicida detonó sus explosivos cerca de un vehículo que transportaba a un alto funcionario de la policía en el puerto sureño de Karachi, dejando dos personas muertas, dijo la policía paquistaní.

El oficial de la policía Mohammed Rafique dijo que otras cinco personas resultaron heridas en el ataque del jueves en la zona de Malir en Karachi. El objetivo aparente del ataque era el jefe de la policía Malir Rao Anwar, que resultó ileso.

Al momento ningún grupo se ha adjudicado la responsabilidad del ataque.

Karachi, la ciudad más grande de Pakistán y su capital comercial, tiene una larga historia de violencia étnica, sectaria y política.