Una agencia de Naciones Unidas calificó como lamentable que la máxima corte de apelaciones de Brasil dictaminara que tener relaciones sexuales con un menor de 12 años de edad no constituye necesariamente estupro.

El jefe de la oficina de refugiados de Naciones Unidas para Sudamérica dijo el jueves en un comunicado que "la vida sexual de un niño no puede ser utilizada para revocar sus derechos".

Amerigo Incalcaterra dijo que la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Brasil crea un precedente peligroso y discrimina a las víctimas.

El tribunal falló la semana pasada que un hombre acusado de tener relaciones sexuales con tres niñas de 12 años no podía ser declarado culpable de violación debido a circunstancias atenuantes, como el hecho de que las niñas habían trabajado como prostitutas.