El presidente Hugo Chávez retornó cerca de la medianoche del miércoles a Venezuela, procedente de La Habana, tras completar la segunda ronda de radioterapia suministrada luego de la extirpación de un segundo tumor canceroso detectado en febrero.

"Buenas noches a toda Venezuela, llegando por Barinas, por la cuna", dijo el gobernante en alusión a que en lugar de la capital venezolana, la aeronave presidencial, un Airbus A319CJ, aterrizó después de las 23.45 (0015 GMT) en su estado natal de Barinas, en una región agrícola a unos 400 kilómetros al suroeste de Caracas.

El gobernante sonriente, saludó con vitalidad a sus allegados a las puertas del avión, y luego de descender por unas angostas escalinatas con soltura, abrazó a sus padres, a su hija María Gabriela y varios de sus ministros y jefes castrenses, que fueron a recibirlo.

"Sigo en el proceso de recuperación... el postoperatorio fue exitoso,m tan exitoso que permitió comenzar, antes del mes de pasada la operación, la radioterapia", destacó Chávez en un mensaje a la nación transmitido por radio y televisión.

La terapia de radiación, que se suministra en dosis intermitentes, destruye las células malignas que procura evitar que estás crezcan y se reproduzcan.

El mandatario, de 57 años, viajó el 31 de marzo a Cuba para someterse reanudar el tratamiento. Entre el 24 y 28 de marzo a Chávez le aplicaron también en La Habana un primer ciclo de cinco sesiones de radioterapia.