Los censores de cine de Tailandia han prohibido una adaptación de la obra de Shakespeare "Macbeth", argumentando que podría encender pasiones políticas en un país donde criticar a la monarquía es tabú.

El filme tailandés, cuyo título original significa "Shakespeare debe morir", relata la historia de un grupo teatral en un país ficticio parecido a Tailandia que está montando una producción de "Macbeth", en la que un ambicioso general concibe el asesinato a fin de llegar al trono escocés.

Uno de los personajes principales del filme es un dictador llamado "Querido Líder", que se asemeja al ex primer ministro tailandés Thaksin Shinawatra, cuya destitución en un golpe en 2006 suscitó años de agitación política.

Los censores del Ministerio de Cultura emitieron un breve memorándum el martes diciendo que el filme no podrá distribuirse en Tailandia por incluir "contenido que causa divisiones entre el pueblo de la nación". La nota no especifica cuáles escenas se consideraron cuestionables.

Sin embargo, Ing K., directora de la cinta, dijo que el comité de censura rechazó los matices anti-monarquía así como su carga política, incluyendo una escena basada en una emblemática fotografía de una revuelta estudiantil en Bangkok en 1976 que muestra a un manifestante siendo linchado.

"El comité cuestionó por qué queríamos traer a la memoria el violento dolor del pasado para enfurecer a la gente", dijo Ing K. en una entrevista el miércoles. Tampoco les gustó el atuendo del asesino en el filme, una capa rojo brillante, el mismo color usado por los manifestantes pro Thaksin conocidos como los "Camisas Rojas".

La directora calificó la decisión de "absurda" y un reflejo de los temores de la sociedad tailandesa.

"Siento que nos estamos dirigiendo a un sitio muy, muy oscuro; un lugar lleno de temores y todos tienen que ser extra cuidadosos de lo que dicen", lamentó Ing.

La realizadora indicó que el personaje que se parece a Thaksin podía representar a cualquier líder acusado de corrupción y abuso de poder. "Cuando los camboyanos vean este filme pensarán que es Hun Sen. Cuando los libios lo vean pensarán que es Gadafi", dijo.

Los censores de Tailandia han identificado una amplia variedad de ofensas políticas y sociales. Ponen borrosas las imágenes de cigarrillos y alcohol en la televisión y toman duras medidas contra las críticas a la monarquía.

La sensibilidad sobre las críticas a la monarquía ha incrementado en años recientes, mientras la desmejorada salud del rey de 84 años Bhumibol Adulyadej ha elevado las preocupaciones sobre una sucesión tranquila. Al mismo tiempo, las filosas batallas entre distintos bandos políticos tras el golpe del 2006 han desencadenado cuestionamientos sin precedentes de instituciones que incluyen el palacio.

El año pasado, la junta de cine prohibió una película sobre un padre transgénero que lucha por criar a sus dos hijos, titulada "Insectos en el patio", diciendo que contenía escenas inmorales y pornográficas.

Ing K. dijo que planea apelar la decisión.

___

En Internet:

http://youtu.be/vd6JEk6Imco