La aprobación de la gestión de la presidenta brasileña Dilma Rousseff subió a 77%, según una encuesta divulgada el miércoles.

La consulta de la encuestadora Ibope para la Confederación Nacional de la Industria indicó que el respaldo a la primera mujer en gobernar Brasil subió cinco puntos desde la encuesta anterior de diciembre. Se trata de la mejor evaluación de la mandataria desde que asumió el poder el 1 de enero de 2010.

La encuesta señaló que 77% de los consultados aprobaron la gestión de Rousseff, mientras 19% la desaprobaron y 2% no respondieron, según el sondeo efectuado del 16 al 19 de marzo entre 2.002 personas con un margen de error de dos puntos porcentuales.

La popularidad de Rousseff superó a la de su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, quien en el inicio de su segundo año de mandato en 2004 contaba con 34% de aprobación. No obstante, Lula tenía más de 80% de popularidad en todas las encuestas cuando entregó el poder a la actual mandataria.

Un dato favorable para Rousseff es que 60% de los encuestados consideró que su gobierno está siendo igual al de Lula, en el cual la presidenta ocupó altos cargos.

Según la consulta, el porcentaje de personas que dijo tener confianza en la presidenta subió a 72% desde 68% en la encuesta de diciembre.

El sondeo fue efectuado en momentos de tensión en la relación de la presidenta con los partidos aliados de su gobierno en el Congreso, pero los consultados no citaron ese tema entre los aspectos criticados de su gestión.

Las áreas de gobierno que fueron más cuestionadas fueron los impuestos, con 65% de desaprobación, la salud con 63% y la seguridad pública con 61%.