El parlamento cubano apoyó con una declaración el reclamo argentino sobre las Islas Malvinas, mientras se cumple el 30 aniversario de una guerra que enfrentó a la nación sudamericana con Gran Bretaña.

La devolución de esos territorios australes significará un acto de "descolonización", aseguró en un comunicado publicado el miércoles por la Asamblea del Poder Popular, al poder legislativo en Cuba.

La Asamblea del Poder Popular se solidarizó con las pretensiones sudamericanas y reiteró "su convicción de que las Islas Malvinas son y seguirán siendo argentinas".

El 2 de abril de 1982 --mientras Argentina estaba gobernada por una dictadura militar-- tropas del país intentaron una recuperación de las Islas Malvinas pero fueron rechazados por los británicos, quienes a mediados del siglo XIX habían ocupado el lugar imponiendo la jurisdicción de la corona.

Los países latinoamericanos se pronunciaron en contra de la ocupación británica y Naciones Unidas exhortó a un diálogo entre Inglaterra y Argentina.