Un zoológico acondicionó el miércoles un "nido de amor" para la única pareja de pandas que existe en Gran Bretaña, con la esperanza que se apareen estos animales de difícil reproducción, en lo que podría ser su última oportunidad en mucho tiempo.

Los cuidadores en el zoológico de Edimburgo abrieron un "túnel del amor" entre los encierros del macho Yang Guang y la hembra Tian Tian, en un intento por alentar la copulación, y apagaron la "pandacámara", que permite al público ver los ejemplares por internet.

La idea es que la privacidad anime a los animales al apareamiento.

Los pandas gigantes tienen dificultades para reproducirse porque las hembras sólo son fértiles dos o tres días por año.

Los encargados del zoológico juntaron a la pareja el martes después de que algunos análisis revelaron que Tian Tian había ovulado. El centro animal indicó que a pesar de las señales "halagüeñas" y algo de forcejeos, hasta ahora no se han apareado.

El miércoles los van a volver a juntar para otra oportunidad.

Los animales de ocho años, cuyos nombres significan Luz de sol y Dulzura, llegaron de China en diciembre.

Han atraído a un importante flujo de visitantes al zoológico, el cual ha tenido que colocar máquinas tragamonedas con límite de tiempo para organizar mejor a las personas que esperan ver a los pandas.

El par, que es prestado al zoológico, también fue retirado de la vista pública en enero, cuando se le atendió por problemas de cólicos.

Son los primeros pandas en vivir en Gran Bretaña en casi dos décadas.