Los residentes de la zona de Dallas y Fort Worth salieron el miércoles a las calles para atestiguar los daños dejados la víspera por una decena de tornados que dejaron además a miles de personas sin electricidad.

Al salir el sol en Lancaster, un suburbio sureño de Dallas y una de las zonas más golpeadas, se hizo evidente que los tornados tocaron tierra intermitentemente, por lo que destruyeron viviendas siguiendo un patrón aleatorio. Los vehículos fueron lanzados por los aires como si fueran juguetes, para terminar en las salas de estar y en los dormitorios.

Los últimos avances de la tecnología

En una casa, al parecer un tornado se abatió como un taladro, abriéndose paso directamente por un dormitorio del nivel superior y causando estragos en la habitación de abajo, para luego subir y alejarse.

A pesar de la intensidad de las lentas tormentas, sólo un puñado de personas resultaron heridas. Pero un par de ellas sufrió lesiones de gravedad. No se reportaban decesos.

La Cruz Roja calculó que 650 hogares quedaron dañados. Unos 150 habitantes de Lancaster pasaron la noche en un refugio.

"Supongo que 'conmoción' es una buena palabra", dijo el alcalde de Lancaster Marcus Knight, respecto al sentir de la población por el paso de los tornados.

El número exacto de tornados no se conocerá hasta que los inspectores recorran el norte de Texas en busca de señales entre los restos que dejaron.

Abril es comúnmente el peor mes de la temporada de tornados que se extiende de marzo a junio, pero la racha del martes indica que "estamos encaminados a una (temporada) por encima de lo normal", dijo Matt Bishop, del Servicio Meteorológico Nacional.

Una sección entera del asilo Green Oaks, en Arlington, se derrumbó. Impresionantes imágenes de video mostraron tractocamiones volando por los aires en Dallas.

Diez personas en Lancaster resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, dijo el funcionario de policía local Paul Beck. Tres personas registraron lesiones en Arlington, incluidos dos residentes de Green Oaks.

La mayor parte de Dallas se salvó de los efectos de la tormenta. Pero en Lancaster, helicópteros de canales de televisión transmitieron imágenes de casas sin techos y algunas hechas añicos. Se podía ver a personas caminando por las calles y bomberos revisando los daños luego de las tormentas.

Cientos de vuelos desde y hacia el Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth, así como otros dirigidos al aeropuerto de Dallas Love fueron cancelados o desviados el martes. Unos 500 vuelos continuaban suspendidos el miércoles, informaron autoridades aeroportuarias.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino