Con pólvora en el madero, Alfredo Despaigne llegó a 35 cuadrangulares esta temporada para romper la marca de 33 del béisbol cubano que compartía con Yoenis Céspedes, ahora jugador de los Atléticos de Oakland en Grandes Ligas, y con José Dariel Abreu.

Despaigne sacudió un par de bambinazos el martes por la noche para encabezar la paliza de 21-10 que Granma le propinó a Industriales.

El jardinero granmense y de la selección cubana batea esta temporada para .343, y es líder en carreras anotadas (90) y en impulsadas (98), cifra con la que amenaza el récord de 111 en poder del santiaguero Alexei Bell.

Cuando faltan 14 partidos de la etapa clasificatoria, Granma tiene foja de 48-37 y se ubica en el cuarto lugar de la zona oriental. Delante están Ciego de Avila (49-34), Villa Clara (48-34) y Las Tunas (47-35).

Matanzas tiene de foja de 48-34 en la cima de la zona occidental. Detrás están Cienfuegos (47-35), Industriales (48-37) y Sanctí Spíritus (42-39).

En el campeonato cubano de béisbol intervienen nueve equipos en la zona occidental y ocho en la zona oriental. Los cuatro primeros de cada zona se clasifican a la fase final.