La UEFA le impuso una multa de 20.000 euros (26.650 dólares) al Porto por los cánticos racistas de sus hinchas en un partido contra Manchester City por la Liga Europa.

El City se querelló ante la UEFA después que Mario Balotelli y Yaya Touré, ambos negros, reportaron haber escuchado cánticos racistas en el triunfo del City 2-1 sobre el Porto en febrero.

La UEFA determinó que el Porto era culpable por "la conducta racista de sus hinchas".

Porto alegó que los jugadores del club inglés escucharon mal los cánticos dirigidos hacia el delantero argentino del City, Sergio "Kun" Agüero.