El gobierno del presidente sirio Bashar Assad informó el martes a Moscú que comenzó a implementar el plan del enviado de la ONU Kofi Annan para dar fin al conflicto que estalló hace un año en Siria, de acuerdo con el ministerio ruso de relaciones exteriores.

La dependencia informó en un comunicado que Riad Haddad, el embajador sirio en Moscú, dijo al vicecanciller ruso Mijaíl Bogdanov que Damasco ha comenzado a cumplir con sus obligaciones estipuladas en el plan.

El plan exige que el gobierno de Assad retire al ejército de las ciudades sirias para el 10 de abril. El escueto comunicado no decía cuáles tropas se habían retirado de las calles, o si es que alguna lo había hecho. Tampoco daba otros detalles.

Rusia, junto con China, ha protegido en dos ocasiones a Assad de las sanciones de la ONU por la represión del régimen sirio contra un levantamiento popular en el que han muerto más de 9.000 personas. Pero Moscú ha apoyado firmemente un plan presentado por Annan para resolver la crisis y exhortó a Damasco a cumplirlo sin demora.

El comunicado se difundió un día después de que el ministro ruso de relaciones exteriores Serguei Lavrov instó a Assad a dar el primer paso para solucionar el conflicto en Siria y lo criticó por ser demasiado lento y poco drástico en la implementación de reformas.

El ministerio dijo que Bogdanov expresó la satisfacción de Moscú con la decisión del gobierno sirio, y enfatizó la necesidad de que la oposición siria actúe en consecuencia.

"Se hizo notar que la oposición siria y sus grupos armados necesitan tomar medidas recíprocas, incluyendo una clara confirmación de su adherencia al plan de Kofi Annan y acciones prácticas para su implementación", decía el comunicado.