La industria del automóvil experimentó en marzo un sólido repunte en sus ventas, el mejor en casi cuatro años, gracias a los vehículos pequeños, luego que los consumidores vieron aumentar sin tregua el precio de la gasolina y otros carburantes.

General Motors Co. informó el martes que sus ventas en Estados Unidos subieron 12% en marzo, gracias a la demanda robusta de vehículos que aportan un rendimiento de al menos 30 millas por galón (12,6 kilómetros por litro). Las ventas de Chrysler Group saltaron 34%, después que los compradores prefirieron los vehículos pequeños Fiat y los autos sedán de Chrysler.

La facturación de Ford Motor Co. se incrementó 5%, luego que las ventas del Focus aumentaron en forma notable, en comparación con las cifras del año pasado.

La firma asesora de mercadeo LMC Automotive pronosticó que las ventas en Estados Unidos de nuevos automóviles y camiones alcanzó en marzo 1,37 millones, un aumento del 6% frente al mismo periodo hace un año y la mayor cifra desde mayo del 2008. Los analistas del ramo dijeron que las ventas podrían alcanzar un ritmo anual de 14,5 millones de vehículos, siguiendo la sólida pauta de enero y febrero. Algunos de los fabricantes podrían alcanzar ventas récord.

Los factores que espolearon las ventas a principios de año continuaron el mes pasado. Los estadounidenses que no podían encarar los pagos mensuales de un nuevo vehículo durante la recesión han regresado finalmente al mercado, aunque se inclinan ahora por los modelos compactos y subcompactos ante el encarecimiento de la gasolina. Empero, los incentivos ofrecidos por la industria para la adquisición de camionetas pick up son suficientemente jugosos para atraer a los compradores que desean modelos mayores y más sólidos.

Para Chrysler fue el mejor mes en cuatro años, mientras que Ford tuvo su mejor actuación en marzo desde el 2007. El repunte fue debido a la creencia consumidora de que finalmente la economía ha comenzado a consolidarse.

Chrysler dijo que las ventas de Fiat 500 alcanzaron 3.712 unidades, frente a 500 hace un año cuando apareció en el mercado. El modelo subcompacto de Fiat ha crecido en popularidad a medida que aparecen más concesionarios y aumentan los precios de la gasolina.

Las ventas de los modelos 200 y 300 sedanes de Chrysler se duplicaron respecto al mismo mes hace un año. Ambos modelos han sido recientemente actualizados, con menor consumo de carburante que los modelos anteriores, lo que atrajo nuevos compradores.

Las ventas de la marca Jeep, propiedad de Chrysler, subieron un 36% gracias al modelo Jeep Grand Cherokee.

Chrysler dijo además que en marzo sus ventas de la camioneta pick up Ram crecieron un 23% frente al mismo periodo hace un año.