El presidente de Mianmar describió el martes como exitosos los comicios parciales en los que arrasó la símbolo de la democracia Aung San Suu Kyi y el partido de ésta, el primer visto bueno al máximo nivel político sobre el proceso electoral del domingo.

A una pregunta de The Associated Press de si pensaba que las elecciones del fin de semana fueron libres y transparentes, el presidente Thein Sein respondió mediante un intérprete: "Fueron exitosas".

El gobernante de Mianmar emitió su postura en forma paralela a su participación en la Cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés) que se efectúa en Phnom Penh, Camboya. Son raras las ocasiones en las que Thein Sein hace declaraciones a la prensa.

Fue evidente el regocijo del presidente y otros funcionarios de Mianmar ante la lluvia de elogios que les dispensaron sus colegas del bloque de 10 naciones por las reformas democráticas emprendidas recientemente en ese país.

El enaltecimiento de Mianmar contrasta con las condenas previas que el país había recibido durante años por su historial de violaciones a los derechos humanos y que le ganaban la imagen de la oveja negra durante las cumbres anuales del bloque.

El lunes, la Comisión Electoral de Mianmar confirmó que la Liga Nacional para la Democracia de Suu Kyi arrasó con 40 de las 45 bancas en disputa, aunque no ha difundido los resultados de los distritos electorales remotos.

El parlamento en Mianmar tiene 664 escaños y los comicios fueron parciales porque sólo estuvieron en disputa un reducido número de bancas.