Las recientes desavenencias entre los países del Sureste Asiático y China podrían socavar los intentos de las partes para impedir que sus disputas territoriales deriven en conflictos, dijeron el martes diplomáticos al inicio de una cumbre regional.

Los diversos reclamos en el mar de la China Meridional y el lanzamiento de un cohete que hará este mes Corea del Norte serán los temas predominantes y de máxima preocupación de seguridad durante la cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés) que durará dos días en Phnom Penh, la capital camboyana.

Camboya pretendía que la reunión de 10 naciones de la ANSEA, de la que es anfitriona este año, se centrara en temas que no fueran políticamente explosivos, como avanzar hacia el objetivo de transformar al Sureste de Asia, de un conjunto de naciones con democracias incipientes, estados socialistas y monarquías, en un bloque al estilo de la Unión Europea que sea competitivo en una región en ebullición económica en la que predominan los gigantes emergentes China e India.

"La ASEAN afronta desafíos a los que es necesario asumir a fin de que concrete su objetivo de 'una comunidad, un mismo destino''', expresó el primer ministro camboyano Hun Sen en un discurso en el que se mencionó el tema de la cumbre de este año.

Previa a la cumbre de jefes de estado o gobierno, se reunieron los ministros del Exterior y diplomáticos del más alto nivel, que analizaron una propuesta para convertir una declaración política de 2002 sin obligatoriedad en un "código de conducta" legalmente obligatorio a fin de conjurar cualquier agresión e impedir enfrentamientos armados entre China y otros cinco estados que le hacen reclamos, entre estos Brunei, Malasia, Filipinas y Vietnam — miembros de la ASEAN_, que hacen reclamos al gigante asiático, en zonas disputadas en el mar de la China Meridional.

Taiwán también tiene reclamos en el mar de la China Meridional.

China ha expresado su rechazo a un acuerdo que la obligue a negociar con un bloque de naciones y prefiere conversaciones individuales con cada uno de los países reclamantes.

___

El periodista de The Associated Press, Jim Gómez, en Phnom Penh, Camboya, contribuyó a este despacho.