El presidente José Mujica aprobó una resolución para disponer la repatriación del ex cónsul uruguayo Richard Peter Stanham, quien cumple prisión por fraude financiero en Estados Unidos, se informó el martes.

Stanham, de 75 años, quien fue cónsul en Miami, estaba en Uruguay en 2006 cuando conoció las imputaciones en Estados Unidos por maniobras supuestamente fraudulentas en el Espirito Santo Bank realizadas entre junio de 1994 y agosto de 2003. El fraude involucraría 170 millones de dólares.

El ex cónsul fue condenado en agosto de 2006 a nueve años de prisión junto con los argentinos Eduardo y Héctor Orlansky y Ariadna Puerto, acusados por el Procurador Fiscal Alexander Acosta, del distrito Sur del Estado de Florida.

De acuerdo con dictamen fiscal, los acusados aumentaron fraudulentamente por millones de dólares el valor de una empresa colateral utilizada para obtener créditos a través del Espirito Santo Bank.

Stanham y los Orlansky dirigían una institución financiera que compraba cuentas por cobrar a empresas.

El fiscal sostuvo que por un período de nueve años los imputados llevaron adelante "una operación de conspiración y engaño" al Espirito Santo y a sus inversores, falsificando documentos financieros, creando cheques y recibos oficiales, utilizando compañías ficticias con las cuales urdieron las maniobras.

El juez actuante reconoció que Stanham no fue ni el ideólogo del fraude ni se benefició de las maniobras, pero indicó que colaboró con su silencio.

Los ex presidentes uruguayos Julio Sanguinetti, Luis Lacalle, Jorge Batlle y Tabaré Vázquez remitieron en 2009 al entonces mandatario George W. Bush un pedido de libertad de Stanham, que Bush denegó. También se movilizaron decenas de uruguayos en Miami en favor del ex cónsul.

Ahora Mujica suscribió una resolución por la cual aprueba "el traslado de Richard Peter Stanham de acuerdo a lo dispuesto por la Convención Interamericana de Cumplimiento de Condenas en el Extranjero, para que cumpla el resto de su condena en nuestro país".