El ejecutivo James Murdoch, presionado por su actuación en el escándalo del espionaje telefónico que sacudió Gran Bretaña, renunció como presidente de la British Sky Broadcasting, anunció el martes la empresa.

BSkyB informó que Murdoch seguirá como miembro del consejo y será reemplazado como presidente por Nicholas Ferguson, ahora presidente adjunto.

Se trata del revés más reciente para Murdoch, de 39 años y ejecutivo en el emporio global de medios News Corp. de su padre Rupert Murdoch. Murdoch hijo, ex jefe de la división de diarios en Gran Bretaña, ha enfrentado duras críticas como resultado del escándalo por espionaje telefónico que derivó en la desaparición del tabloide News of the World y en el arresto de numerosos periodistas de ese medio.

En una carta a la junta directiva, Murdoch dijo que estaba "decidido a que los intereses de la empresa no fueran socavados por asuntos ajenos al ámbito de esta compañía".

"Estoy al tanto de que mi papel como presidente de la junta podría convertirse en un asunto polémico para BSkyB, y creo que mi renuncia ayudará a garantizar que no haya una amalgama falsa con los hechos de una organización separada", dijo.

Murdoch, uno de los lugartenientes más poderosos de su padre, ha sido intensamente criticado como resultado del escándalo que ocasionaron las escuchas telefónicas ilegales y que produjeron el cierre del tabloide británico News of the World, propiedad de Rupert Murdoch.

En febrero, James Murdoch renunció como presidente de News International, la división británica de prensa escrita de News Corp. En aquel entonces, indicó que iba a centrarse en dirigir partes del extenso negocio de televisión de su padre.

Dimitió además del consejo de administración de la casa de remates Sotheby's y la firma farmacéutica GlaxoSmithKline PLC, aunque sigue de subdirector gerente de News Corp.

James Murdoch negó reiteradamente haber tenido conocimiento alguno de las escuchas telefónicas generalizadas que realizó News of the World, aunque su versión ha sido desmentida por varios de sus antiguos colaboradores.

En una carta dirigida el mes pasado a los legisladores británicos, James Murdoch reconoció que podría haber hecho más para investigar las irregularidades cometidas por el personal del tabloide, pero insistió que fue engañado y que recibió "falsas garantías" de sus subordinados.

Rupert Murdoch clausuró en julio News of the World debido al escándalo y la pérdida de ingresos publicitarios.

News Corp. ha intentado por todos los medios sacudirse las consecuencias del escándalo creado por el espionaje telefónico, que dio al traste con sus planes de adquirir en julio el 61% restante de BSkyB.

James Murdoch había sido considerado el heredero del imperio noticioso de su padre.