Los ingresos de la agencia de noticias The Associated Press bajaron en 2011 por tercer año consecutivo, pero la reducción fue significativamente menor a la observada en los dos años previos, se informó el martes.

Los ingresos bajaron a 627,6 millones de dólares el año pasado, respecto a los 630,5 millones facturados en 2010, dijo la cooperativa noticiosa en su asamblea anual. Antes de impuestos, la AP perdió 23 millones de dólares, comparados con 22,5 millones en 2010. Después de impuestos, la AP dijo que perdió 193,3 millones de dólares, la mayor parte debido a un cargo no monetario de 168 millones que fue tomado como reserva contra futuros beneficios fiscales.

El director financiero de AP Ken Dale dijo que estaba animado por la reducción en el declive de los ingresos. Los ingresos bajaron 10% en 2009 y 7% en 2010. El decremento de 2001 representa 0,5%.

La AP dijo que se prevé un alza en los ingresos de hasta 2% en 2012, gracias en parte a que este año se celebran elecciones presidenciales de Estados Unidos y los Juegos Olímpicos de Londres. La AP vende contenido especial de ambos eventos. También se espera que aumenten los ingresos por contenido para radio y televisión relacionado con la cobertura de las elecciones y de Londres 2012.

Por otra parte, los ejecutivos prevén que los programas para dispositivos móviles con noticias de AP generen nuevos ingresos por publicidad.

Los resultados financieros de la AP se difunden en un momento de transición en la agencia. Tom Curley, quien fungió como director general de la AP por nueve años, será sustituido por Gary Pruitt, director general de The McClatchy Co., en julio. Pruitt ha sido miembro de la junta directiva de AP por nueve años.

"Al seleccionar a Gary, la junta de la AP ha enviado un mensaje de continuidad mientras la AP prosigue con su transición digital", dijo Curley en declaraciones preparadas.

También durante la reunión del martes, la junta de la AP añadió a seis integrantes, reeligió a tres y otros tres dejaron su puesto. Ahora, la junta tiene 19 miembros, que cumplen períodos escalonados de tres años.

Las finanzas de la AP han tenido reveses en los últimos años debido en gran medida a las presiones financieras que atraviesan muchos de sus periódicos asociados. Como resultado, la AP ha reducido las cuotas que les cobra.

De acuerdo con las directrices contables establecidas por el Comité de Normas Contables y Financieras (FASB, por sus siglas en inglés), una compañía con pérdidas acumuladas en un trienio debe establecer una reserva contra los futuros beneficios fiscales de esas pérdidas que registra en sus estados financieros. Esos beneficios fiscales en los estados de cuenta de AP eran de 168 millones de dólares. Aunque la AP confía en que podrá capitalizar los beneficios fiscales en el futuro, las reglas contables dictan que se debe aplicar el cargo, dijo Dale.

___

Nakashima reportó desde Los Angeles.