Las autoridades judiciales presentaron cargos preliminares contra 13 islamistas afincados en Francia, anunció el martes un fiscal y agregó que algunos de ellos habían defendido la adopción de la Sharia, la ley consuetudinaria musulmana, se habían entrenado en el manejo de armamento e incluso planeaban secuestrar a un juez.

El fiscal Francois Molins dijo en una conferencia de prensa que miembros del grupo Forsane Alizza, nombre en lengua arábiga de Caballeros del Orgullo, se entrenaron físicamente en parques y bosques, recogieron armas y predicaron el odio y la violencia en su página de internet, en la que mostraron videos del fallecido líder de al-Qaida Osama bin Laden.

La página fue clausurada después que las autoridades prohibieron en marzo la existencia de Forsane Alizza.

Los 13 — de los 17 detenidos la semana pasada en varias redadas policiales — encaran cargos preliminares de asociación para delinquir en relación con una red terrorista, acusación punible con 10 años de cárcel y que es utilizada en Francia para garantizar la plena investigación de todos los sospechosos de terrorismo. Nueve de los 13 se encuentran encarcelados, dijo Molins. Además, fueron formuladas acusaciones de adquirir, transportar y poseer armas en forma ilegal.

Los cuatro detenidos restantes fueron liberados posteriormente.

El fiscal dijo que al parecer eran preparadas varias conjuras terroristas, incluyendo el secuestro de un juez en Lyon, en el sudeste de Francia. Un funcionario allegado a la investigación dijo que el magistrado es judío.

Según Molins, la investigación demostró que la red estaba organizada en torno al líder de Forsane Alizza, Mohammed Achamlane, desde la región de Nantes, en el oeste de Francia.

"Todos los sospechosos confirmaron el cometido de Mohammed Achamlane de animador, coordinador y emir, y su constante preocupación por adquirir armas", dijo Molins.

Molins dijo que el presunto plan para secuestrar a un magistrado encargado de un caso de abuso de un menor contra un miembro de la célula de Lyon fue tramado en un encuentro de septiembre. El magistrado fue colocado bajo protección policial.