La estatua de una joven hallada en un redil de cabras a las afueras de Atenas, que arqueólogos oficiales rápidamente declararon como un original del siglo VI a.C, es falsa, anunció el martes el Ministerio de Cultura griego.

El ministerio dijo que tras realizar pruebas más meticulosas se determinó que se trata de una falsificación.

La policía incautó la estatua la semana pasada y arrestó a dos sospechosos de robo de antigüedades que presuntamente intentaban venderla por 500.000 euros (666.000 dólares).

Un funcionario del ministerio dijo a The Associated Press que el trabajo es una imitación de una estatua de ese periodo. El funcionario habló a condición de anonimato, en consonancia con las políticas del ministerio.

No estuvo claro qué pasará con los dos hombres arrestados, quienes aguardan un juicio bajo cargos de saqueo de antigüedades.