Las FARC han intensificado su campaña de reclutamiento de niños en los últimos años y, al igual que otros grupos paramilitares, han usado escuelas para captarlos y abusar de ellos sexualmente, denunció el martes una coalición de organizaciones sin ánimo de lucro.

Representantes de Watchlist on Children and Armed Conflict, un grupo que evalúa las implicaciones de los conflictos armados en menores, acusaron en la sede de Naciones Unidas al gobierno colombiano de no haber tomado medidas suficientes para enfrentar el problema.

"Hay lagunas muy importantes cuando se trata de proteger a los niños de la violencia en Colombia", dijo Yvonne Kemper, autora del informe basado en dos misiones a Colombia en verano e invierno del 2011.

El informe de Watchlist también asegura que estos niños son cada vez más jóvenes. La media de edad de los niños que son reclutados por grupos armados pasó de 13,8 años en el 2002 a los 11,8 años en el 2009, según datos de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos en Colombia.

Los grupos que reclutan y cometen los abusos, además de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), son las Aguilas Negras, los Paisas, el Ejército Revolucionario Popular Antiterrorista de Colombia (Erpac), Los Rastrojos, los Urabeños y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), entre otros, denunciaron los activistas.

Nathalia Salamanca Sarmiento, representante de la Coalición contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes al Conflicto Armado en Colombia (COALICO), dijo que los niños reclutados son sometidos a un duro entrenamiento militar.

Sarmiento destacó que, según varios estudios, entre 6.000 y 14.000 niños están reclutados por grupos armados en Colombia.

La cancillería colombiana en Nueva York dijo a The Associated Press que el gobierno ha hecho un "enorme esfuerzo" para evitar el reclutamiento de niños por parte de grupos armados y acoger en la sociedad civil a los que fueron reclutados.

La misión de Colombia ante Naciones Unidas se encontraba el martes enviando un reporte sobre lo que señala el estudio de Watchlist al gobierno en Bogotá. La fuente de la misión prefirió no ser nombrada debido a políticas gubernamentales, señaló.

El informe fue presentado poco antes de que la oficina del Secretario General de Naciones Unidas presente un estudio sobre Colombia y sus conclusiones sean analizadas por un grupo de estudio del Consejo de Seguridad de la ONU.

Naciones Unidas estableció en enero del 2009 un grupo de trabajo en Colombia para monitorear la problemática de niños que son reclutados por grupos armados. La capacidad de actuación de este grupo, sin embargo, es muy limitada debido a que el país no permite el diálogo directo con organizaciones paramilitares, señala el reporte.

Watchlist presentó el informe en un momento en que las FARC han liberado a 10 uniformados que padecieron 12 años de cautiverio. Kemper dijo el martes que, a pesar de las buenas noticias, no se han liberado a niños o frenado el reclutamiento de éstos.

Uno de los 10 uniformados liberados, el subintentendente de la policía César Augusto Lasso, dijo en rueda de prensa el martes que vio a adolescentes, pero no a niños durante sus más de 10 años en los campamentos de las FARC.

"Sí había de 17 (años), pero en general (eran) jóvenes de 20, 21 (años), menores de esa edad (más pequeños de 15 o 13 años) nosotros no vimos o yo no ví", dijo Lasso.

__

Claudia Torrens está en Twitter como www.twitter.com/ClaudiaTorrens

La periodista de Associated Press Vivian Sequera colaboró con esta nota desde Bogotá.