El delantero del Milan y la selección italiana, Antonio Cassano, tiene el visto bueno definitivo para volver a jugar después de recuperarse de una cirugía del corazón.

Una comisión de la federación italiana de medicina deportiva aprobó el lunes el regreso de Cassano a las canchas, y el instituto médico del Milan le dio el visto bueno el martes luego de examinarlo durante una hora.

"Cassano está listo para jugar como el resto de los futbolistas del Milan", comentó el médico del club, Rodolfo Tavana. "Este es un visto bueno definitivo. El técnico ahora decidirá cuándo juega su primer partido".

Cassano fue hospitalizado tras sentir síntomas de un infarto en el avión del equipo tras un triunfo 3-2 sobre la Roma el 29 de octubre. Fue operado seis días después para corregir una pequeña malformación en el corazón.

El ariete se volvió a entrenar por su cuenta en enero, y con sus compañeros el jueves.