Con dos goles de Ivica Olic, Bayern Munich certificó sin problemas su pase a las semifinales de la Liga de Campeones por segunda vez en tres años al vencer el martes 2-0 al Olympique de Marsella.

Bayern ganó por idéntico marcador en la ida y el primer gol del croata Olic, a los 13 minutos, sentenció la eliminatoria.

Franck Ribery, ex del Marsella, le dio el pase a Olic para que su compañero sólo tuviese que empujar el balón al fondo. Olic aumentó a los 37 para sellar un 4-0 en el global.

"Demostramos autoridad y a fin de cuentas merecimos el triunfo, aunque Marsella creó las primeras oportunidades" para anotar, dijo el técnico del Bayern, Jupp Heynckes. "En general jugamos con mucha inteligencia".

El visitante francés mejoró en la segunda mitad, pero sin demasiados recursos para frenar a un Bayern que está a un paso de disputar una soñada final en su propio estadio el 19 de mayo.

Su rival en semifinales debe ser el Real Madrid, ya que los españoles reciben el miércoles al APOEL de Chipre con una ventaja 3-0.

"Cuatro goles contra Marsella, semifinales contra el Real. Es muy bueno para nosotros, para la cabeza, para la confianza", dijo Ribery.

Olic fue titular en lugar de Mario Gomez, quien junto con Arjen Robben tuvo descanso ya que el Bayern está en carrera por tres títulos en la temporada.

El técnico del Marsella, Didier Deschamps, no pudo darse ese lujo e incluyó a cuatro en la delantera — Brandao, Loic Remy, Andre Ayew, y Mathieu Valbuena — para revertir la derrota en el partido de ida.

"Tuvimos nuestras oportunidades, Bayern también. La diferencia es que ellos arriesgaron, nosotros no", dijo Deschamps.