Un grupo de islamistas detenido la semana pasada tenía planeado secuestrar a un magistrado judío, afirmó el martes un funcionario francés.

Las autoridades presentaron el martes cargos preliminaros a los miembros del grupo proscrito Forsane Alizza, por asociación con fines ilícitos relacionados a una empresa terrorista.

Eso significa que un juez investigador tiene fuertes razones para creer que se cometió un delito pero necesita más tiempo para realizar investigaciones.

Las autoridades realizaron redadas el viernes y detuvieron a más de una docena de personas en todo el país.

El funcionario allegado a la investigación, pidió mantenerse en el anonimato.

El jefe de la agencia de contraespionaje de Francia dijo que el grupo no estaba relacionado con el francés de 23 años que según la policía se atribuyó la responsabilidad del asesinato de siete personas en el suroeste de Francia el mes pasado.