Mitt Romney llegó el lunes a 572 delegados, con lo que se ubicó a medio camino de amarrar la candidatura de los republicanos a la presidencia de Estados Unidos.

El también ex gobernador de Massachusetts tiene ahora exactamente la mitad de los 1.144 delegados necesarios luego que concluyó el conteo de las primarias del Partido Republicano en Tenesí del 6 de marzo.

Romney consiguió los tres delegados que estaban por definirse en Tenesí y también recibió el apoyo de un delegado de Nueva Hampshire que había sido entregado al ex gobernador de Utah John Huntsman, quien abandonó la contienda en enero y respaldó a Romney.

Romney y su principal adversario, el ex senador de Pensilvania Rick Santorum, han debatido durante semanas sobre el conteo de los delegados. El equipo de la campaña de Romney asegura que Santorum ya no tiene posibilidades de conseguir la candidatura y estiman que la contienda interna está a punto de terminar.

El equipo de campaña de Santorum, por su lado, afirma que los números de Romney están inflados y que por lo tanto habrá una disputa reñida en la Convención Nacional Republicana en agosto.

De acuerdo con el conteo de The Associated Press, Romney tiene más del doble de los delegados de Santorum. Este suma 273 delegados y es seguido por el ex presidente de la cámara baja estadounidense Newt Gingrich, con 135, y del legislador de Texas Ron Paul, con 50.

Romney ha ganado hasta ahora el 54% de los delegados distribuidos en las primarias y las asambleas partidistas, de manera que podría lograr la candidatura en junio. Romney tiene la posibilidad de aumentar sustancialmente su ventaja el martes, cuando estarán en juego 95 delegados en las tres primarias a efectuarse en Wisconsin, Maryland y el Distrito de Columbia.

Los comicios del martes constituyen el punto medio en la lucha por los delegados.

Santorum, que ha ganado el 27% de los delegados decididos hasta ahora, necesitaría el 74% de los delegados restantes para lograr la candidatura antes de la convención. Gingrich requeriría el 86% y Paul casi todos.