El presidente húngaro Pal Schmitt dijo el lunes que renunció a su cargo tras perder su doctorado en un escándalo por plagio.

Schmitt, elegido a un cargo mayormente ceremonial en el 2010 para un mandato de cinco años, dijo en un discurso al comienzo de una sesión plenaria del Parlamento que dimitía porque un "asunto personal" está dividiendo a Hungría.

Su doctorado de 1992 fue revocado la semana pasada luego de que la Universidad Semmelweis descubriera que la mayor parte de su tesis sobre las olimpiadas modernas fue copiada de los escritos de otros dos autores.

Poco después de hablar Schmitt, el gobernante Partido Fidesz anunció que efectuará el lunes por la noche una votación parlamentaria para aceptar la renuncia y facilitar que sus legisladores elijan un sucesor lo antes posible.