El ecuatoriano Antonio Valencia y Ashley Young anotaron el lunes en los últimos minutos para darle al Manchester United una victoria 2-0 sobre el local Blackburn y extender a cinco puntos su ventaja al frente de la liga Premier.

A nueve minutos del final, Valencia se filtró por la banda derecha y remató de forma soberbia para batir al portero Paul Robinson, incrustando la pelota en el ángulo superior. Young aseguró el triunfo con un disparo rasante a los 86.

Cuando quedan siete fechas, el campeón vigente United se encuentra por encima de su rival de ciudad Manchester City y es favorito para ganar su vigésimo título de liga en el fútbol inglés.

"Por mi experiencia en estas situaciones, la diferencia de puntos que tenga no sirve en este momento", dijo el técnico del United Alex Ferguson.

A Blackburn, que cayó a puestos de descenso, le anularon un gol a Morten Gamst Pedersen a los 63 por una posición adelantada.

"Fue un partido complicado. Tuvimos que perseverar y perservera", dijo Ferguson. "Nos costó generar jugadas claras de gol. Pero es una victoria enorme, una que exhibe la jerarquía del equipo".

El United monopolizó la posesión durante largos períodos en el duelo en Ewood Park, pero la defensa de Blackburn se agazapó bien y amagó con frustrarle la noche a los pupilos de Ferguson.

Wayne Rooney, quien no fue incluido en el once titular que perdió de local 3-2 ante Blackburn en diciembre, creó la primera oportunidad del partido a los 10. Envió un largo pase que el defensor del Blackburn Grant Hanley pasó apuros para despejar, pero el mexicano Javier "Chicharito" Hernández disparó desviado al verse presionado por el zaguero izquierdo Martin Olsson.

Poco después Hernández estuvo cerca de meterla, pero la estrelló en el poste a pase rasante de Valencia.

El técnico del Blackburn Steve Kean optó por alinear cinco mediocampistas para intentar un contragolpe, y la estrategia casi rindió frutos cuando Junior Hoilett recibió un pase del beninés Yakubu Ayegbeni a los 21 y obligó al arquero español David De Gea a emplearse a fondo para atajar.