Con tres goles en la segunda mitad, Sevilla venció el lunes 3-1 a Mallorca en el cierre de la 30ma fecha de la liga española de fútbol y alimentó sus aspiraciones de clasificarse a competiciones europeas.

La victoria como local es la tercera consecutiva de los andaluces, que tomaron la octava plaza con 42 puntos, uno menos que Osasuna, que marca el margen de la zona europea, y los mismos que el Atlético de Madrid

Mallorca dio una pobre imagen y perdió su tercer cotejo al hilo, quedando 13ro con 36 puntos.

La clasificación sigue liderada por Real Madrid con 78 unidades, seis de ventaja sobre el perseguidor Barcelona, después de que los blancos vencieran 5-1 a Osasuna el sábado y los azulgranas respondieran con victoria de 2-0 sobre el Athletic de Bilbao.

Sevilla inició el partido falto de ritmo, permitiendo que Mallorca se sintiera cómodo sobre un terreno de juego mojado por la lluvia y materializara la primera ocasión de gol: un disparo del uruguayo Gonzalo Castro que neutralizó Andrés Palop.

Poco a poco, los locales explotaron el juego por las bandas de Jesús Navas y José Antonio Reyes y los movimientos sin balón de Manu Del Moral para crear peligro, aunque sin conectar con el goleador Alvaro Negredo.

Dudu Aouate realizó una parada de mérito en mano a mano con Navas y, al filo del descanso, Mallorca despertó de su letargo con un disparo de Alvaro Giménez a manos de Palop.

Tras la reanudación, a los 51 minutos, Negredo consiguió a balón parado lo que no había podido en jugada, cuando cabeceó a gol un tiro de esquina lanzado por Reyes.

El octavo tanto en liga del internacional español espoleó a Sevilla, que marcó el segundo a los 62 con un disparo colocado de Del Moral tras recibir en profundidad de Navas, autor del tercero a los 68, cuando leyó a la perfección una diagonal de Reyes.

Tomer Hemed (74) recortó para Mallorca al rematar un centro de zurda de Pablo Cáceres ante el argentino Federico Fazio.