Una asesora contra la corrupción afirmó que el proceso de limpieza de la federación rectora del fútbol mundial sigue bien encaminado pese a que el presidente Joseph Blatter cumplió menos de lo que prometió.

Alexandra Wrage dijo a The Associated Press que "el progreso es lo podíamos esperar" después que Blatter anunció una serie limitada de reformas aprobadas por su comité ejecutivo el viernes.

"Eso de todos modos no es perfecto ni ideal", agregó Wrage, miembro del panel independiente de asesoramiento de la FIFA, en una entrevista telefónica desde Estados Unidos.

Wrage, presidenta de la consultora TRACE, dijo que el panel de 13 miembros dirigido por el profesor suizo de derecho Mark Pieth trabajó a "velocidad vertiginosa" para presentar a la FIFA una primera fase de reformas propuestas.

Sin embargo, el comité ejecutivo de la FIFA no acató plenamente muchas de las sugerencias del equipo de Pieth y derivó la mayoría de las decisiones al 2013.

"Sé que hay mucho cinismo y lo comparto en parte", dijo Wrage, admitiendo la suspicacia de muchos aficionados al fútbol de que la FIFA tenga el deseo genuino de reformarse después de una serie de escándalos que empañaron su imagen. "Pero creo que las cosas van bien en la medida de lo posible".

Pieth dijo el lunes a la AP que sigue confiada en el proceso de reformas, aunque no desborda precisamente de entusiasmo después de encarar al comité ejecutivo de la FIFA.

Los colegas de Blatter no aceptaron el pedido "fundamental" del panel de garantizar bancas en el comité ejecutivo para los dirigentes elegidos de ética y cumplimiento. Tampoco crearon un comité separado de postulaciones para proponer y vetar candidatos para futuros cargos de la FIFA.

"Eso me decepciona. Es uno de los puntos que consideraba muy importante", dijo Wrage, abogada canadiense que es experta mundial en la materia.