República Dominicana alcanzó el lunes 1.000 horas de lectura continua en voz alta, en la que participaron 930 personas en diferentes localidades, incluido el presidente Leonel Fernández.

La jueza Johanna Hessling, de la corporación Guinness World Records, certificó la marca del "maratón de lectura continua en voz alta más larga del mundo, realizado en múltiples lugares".

Hessling registró la participación de 930 jóvenes que leyeron una hora, cuatro minutos y 30 segundos cada uno desde el 20 de febrero, sin interrupciones.

Las 1.000 horas se alcanzaron cuando Fernández concluyó en el Palacio Nacional y ante todos los participantes, 15 minutos de lectura de 16 capítulos de la constitución local.

Durante los 42 días, los participantes leyeron 210 veces la constitución y en 10 ocasiones la Biblia.

Se trata de "una tarea sin precedentes en la historia nacional", estimó Franklin Rodríguez, ministro de la Juventud y quien organizó la maratón para fomentar la lectura en el país, que según la Unesco tiene uno de los niveles más bajos de lectura en América Latina.

La maratón se realizó, bajo el lema "Por amor a Dios y a la Patria", en 55 ciudades con la participación de estudiantes de los 155 municipios del país elegidos por las autoridades escolares y las iglesias.

Al término de la maratón, el presidente nombró a los 930 participantes como promotores de los recién creados círculos de lectores.

Rodríguez explicó que organizó la jornada luego de que en julio del año pasado cinco dominicanos establecieron con 365 y nueve segundos el récord de Guinness de lectura continua por equipos.