El próximo lanzamiento de un cohete en Corea del Norte y las disputas territoriales en el mar de China Meridional dominarán la cumbre del Sureste Asiático de esta semana, en tanto que las recientes elecciones en Mianmar dan una tónica optimista al encuentro.

Camboya es anfitriona de la cumbre anual de jefes de estado o gobierno de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés) que durará dos días a partir del martes en Phonm Penh.

El tema principal de la reunión es avanzar hacia la conversión del bloque de 10 países — que en conjunto tienen 600 millones de habitantes — en una comunidad al estilo de la Unión Europea para el 2015, aunque otros asuntos serán examinados en forma paralela.

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países de la ASEAN, que se reunirán antes que los jefes de estado o gobierno de sus respectivas naciones, expresaron preocupación por el próximo lanzamiento de un cohete norcoreano.

Funcionarios estadounidenses afirman que el lanzamiento constituye la prueba de tecnología de misiles de largo alcance y que partes del cohete podrían caer en el Sureste de Asia. Corea del Norte insiste en que el cohete, que despegará cualquier día entre el 12 y el 16 de abril, tiene el propósito de colocar en órbita un satélite de observación que tiene fines pacíficos.

Los conflictos territoriales en el mar de China Meridional — rico en recursos — también fueron planteados durante las reuniones ministeriales previas a la cumbre.

Las elecciones en Miamar, donde la represión política ha sido una constante, dan una tónica optimista a la reunión en contraste con las otrora dificultades permanentes que representaba ese país miembro del bloque.