Una avioneta experimental se estrelló el lunes contra un centro comercial en Florida, donde causó un incendio, lesionó a cinco personas y provocó que numerosos compradores huyeran aterrorizados del lugar, dijeron las autoridades.

Varias personas en el Centro de Compras Northgate, en DeLand, marcaron el número telefónico de emergencias 911 alrededor de las 7.20 de la noche para informar de la caída de la aeronave en el complejo, dijo la oficina del alguacil del condado de Volusia.

Las personas que llamaron dijeron que la avioneta tuvo problemas en el aire antes de que se estrellara contra el techo del supermercado, que pertenece a la cadena Publix, con sede en Florida.

"Una avioneta bimotor experimental se estrelló contra el tejado del supermercado de Publix", dijo por teléfono a The Associated Press el sargento de la Policía de Deland, Chris Estes.

"Publix es la única estructura que tuvo daños", agregó. Sin embargo, Estes señaló que todos los establecimientos en el complejo fueron cerrados para permitir la labor de los equipos de emergencia.

Estes afirmó que el aparato había despegado de un aeropuerto municipal cercano en DeLand, ciudad de Florida a 32 kilómetros (20 millas) al oeste de Daytona Beach.

El portavoz de la policía agregó que tres personas sufrieron quemaduras severas y otras dos, quemaduras moderadas aunque no especificó si fueron víctimas en tierra o en la nave.

Sin embargo, la Oficina del Alguacil del condado de Volusia dijo que el piloto y un pasajero del avión fueron trasladados por aire al Centro Médico Regional de Orlando.

El portavoz Gerardo Morales confirmó después a la AP que dos personas fueron llevadas por aire hasta el hospital, pero declinó identificarlas o precisar el tipo de lesiones que tenían.

Marleny Arévalo, gerente de un restaurante de comida rápida Taco Bell, en las cercanías, dijo que no escuchó ni vio la caída del aparato, aunque varios clientes se veían asombrados cuando ingresaron en el lugar después del suceso.

___

Los periodistas de The Associated Press, David Fischer, en Miami, Carlotta Bradley, en Washington, y Bill Cormier, en Atlanta, contribuyeron a este despacho.