Un hincha murió de un balazo en una pelea entre grupos rivales en Brasil, convirtiéndose en la cuarta víctima fatal de la violencia entre aficionados en menos de un mes, dijeron las autoridades.

La policía señaló el domingo que Diego Rodrigo Costa de Jesús, de 23 años, recibió un balazo durante una confrontación el sábado entre seguidores de los clubes Goiás y Vila Nova en la ciudad de Goiania, en el centro del país.

Dos aficionados del Palmeiras murieron la semana pasada en una pelea en Sao Paulo, y un partidario del Guaraní murió hace dos semanas.

Una serie de incidentes ocurridos este año relacionados a peleas entre aficionados ya han avivado preocupaciones de las autoridades en el país que será anfitrión de la Copa Mundial de 2014.