Will Power se despegó de los demás para ganar el domingo su segundo Gran Premio de Alabama consecutivo en la IndyCar, sin permitir que lo superaran Scott Dixon ni el brasileño Helio Castroneves.

El australiano Power arrancó noveno pero se puso al frente al darse un banderazo amarillo de cautela cerca del final, y volvió a colocarse delante del neocelandés Dixon en el reinicio de dos hileras cuando quedaban 16 vueltas en el circuito del Barber Motorsports Park.

Fue el segundo triunfo seguido para Chevrolet y la escudería Penske, que también lleva tres victorias en igual número de oportunidades en la carrera de Alabama.

Power y Dixon se alejaron del grupo e hicieron el 1-2, igual que el año pasado. Castroneves, quien ganó en San Petersburgo y aquí arrancó primero, superó a Graham Rahal y se llevó el tercer lugar para Penske. El novato Simon Pagenaud entró quinto.

El brasileño Rubens Barrichello tuvo un buen desempeño en su segunda carrera en la IndyCar desde que dejó la Fórmula Uno, ubicándose octavo tras arrancar 14to.

En tanto, el actual campeón Dario Franchitti repuntó ocho lugares después de una difícil sesión de clasificación y terminó décimo, de todas formas un mal arranque de temporada para los estándares de Franchitti, compañero de Dixon en Target Chip Ganassi.

El francés Sebastien Bourdais entró noveno en su Lotus después de salir 17mo en la parrilla, mientras que el español Oriol Servia fue 13ro tras arrancar 26to, también en Lotus.

El venezolano E.J. Viso quedó 18vo en un Chevrolet, un retroceso si se toma en cuenta que empezó en séptimo, y lo mismo le ocurrió al brasileño Tony Kanaan, también con Chevrolet, que arrancó sexto y terminó 21ero.