La Policía de Moscú detuvo el domingo a unos 55 manifestantes afuera de las entradas a la Plaza Roja, que fue cerrada inesperadamente para todos los visitantes y turistas a fin de evitar una manifestación contra el Kremlin.

Activistas de oposición habían convocado a sus partidarios a caminar por la plaza luciendo las cintas blancas que se han convertido en símbolo del movimiento de protesta contra el primer ministro Vladimir Putin.

Cuando la Policía tomó la inusual medida de cerrar la enorme plaza adoquinada cercana al Kremlin, unos 300 manifestantes se reunieron frente a las entradas. El lugar de encuentro, que se informó a través de las redes sociales en línea, era el "kilómetro cero", el lugar desde el cual se miden todas las distancias desde Moscú.

Los manifestantes formaron un círculo tomados de la mano y entonaron lemas como "Esta es nuestra ciudad", "Rusia será libre" y "Rusia sin Putin".

Algunos de los congregados demandaron entrar en la Plaza Roja y la Policía los rodeó y los detuvo en autobuses que estaban esperando.

La Policía dijo que unas 55 personas fueron detenidas.

Putin enfrentó protestas sin precedentes de decenas de miles de personas en los meses previos a las elecciones presidenciales de marzo. Desde su victoria, las protestas callejeras han disminuido y han sido sistemáticamente dispersadas por la Policía. Normalmente los detenidos son liberados al final del día.

El movimiento de protesta, sin embargo, ha inspirado un aumento en el activismo cívico y la participación en la política local.

Cientos de voluntarios de Moscú trabajaban como observadores electorales el domingo en la segunda vuelta de unos comicios para la alcaldía de la ciudad de Yaroslavl, 250 kilómetros (150 millas) al noreste de la capital, donde el candidato de oposición se enfrentaba con el candidato apoyado por los gobiernos local y regional.

Putin, quien se desempeñó como presidente desde el 2000 hasta 2008, volverá al Kremlin en mayo para su tercer período presidencial, ahora de seis años.

___

La periodista de The Associated Press Lynn Berry contribuyó a este despacho.