Un estadounidense que huyó de Phoenix con su hija de tres años para no entregarla a la madre fue localizado en México y la menor se encuentra a salvo, dijo la policía.

Brent Anderson, de 31 años, no entregó a su hija como le había ordenado un tribunal el 22 de febrero, dijo el portavoz de la policía, James Holmes.

Anderson se marchó de casa y la policía encontró después abandonado el vehículo del primero en una estación de autobuses.

Detectives y agentes estadounidenses, así como las autoridades mexicanas, siguieron la pista a Anderson y lo ubicaron en un poblado cercano al puerto mexicano de Mazatlán.

La niña fue encontrada la noche del viernes en una casa y fue puesta al cuidado de trabajadores sociales, señaló Holmes. Anderson fue arrestado el sábado conforme a una orden de la justicia estadounidense.

Es posible que el padre y la niña sean regresados la semana entrante a Phoenix. Anderson no tiene todavía abogado.