El gobierno del presidente Barack Obama lanzó el domingo un ataque en varios flancos contra los valores y credenciales en política exterior de Mitt Romney.

El ataque ocurrió mientras un nuevo grupo de importantes republicanos se alinearon detrás de Romney, el contendiente que va a la delantera para ser el candidato del partido, lo que da nuevos indicios de que la elección general se está adelantando al fin formal de las elecciones primarias.

Un desafiante Rick Santorum detalló planes de dejar Wisconsin un día antes de la contienda interna del martes en el estado, una muestra de que el conservador favorito podría retirarse mientras sus posibilidades de detener a Romney disminuyen rápidamente.

"Creo que las posibilidades de que Romney sea nuestro nominado son abrumadoras", dijo el domingo el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell, al programa "State of the Union" de CNN.

"Parece que estamos en la fase final de cerrar esta nominación. La mayoría de los republicanos en el Senado están apoyándolo (a Romney) o tienen el mismo punto de vista que yo: que es momento de enfocar nuestra atención a la campaña de finales de año y comenzar a armar el caso contra el presidente de Estados Unidos".

La secretaria de Estado Hillary Clinton y el vicepresidente Joe Biden arremetieron el domingo contra Romney, al manifestar que dentro del equipo de campaña de Obama se cree que Romney será quien enfrente al presidente en las elecciones generales.

"Pienso que a Romney le falta un poco de toque", dijo Biden el domingo en "Face the Nation", de CBS. "No puedo recordar a un candidato en el pasado reciente que parece no entender, por lo que dice, lo que le preocupa a la gente de clase media".

Por su parte, Clinton habló con CNN y calificó de "anticuada" una opinión de Romney de que Rusia es "el enemigo geopolítico número uno" de Estados Unidos y señaló que hay temas más importantes a nivel global.

"Simplemente parece estar mal informado o atrapado en una mentalidad de la Guerra Fría", agregó Biden por su parte.