Un jugador estadounidense de la liga japonesa de baloncesto fue dejado en libertad en Osaka luego de que fuesen retirados cargos de que trató de traer marihuana al país.

El alero de 33 años Lynn Washington, del Osaka Evessa, se pasó 18 días en la cárcel tras ser arrestado el 13 de marzo por acusaciones de que violó la ley de control de cannabis en Japón.

La liga profesional japonesa de baloncesto emitió el sábado una declaración en la que dijo que todas las acusaciones contra Washington habían sido retiradas.

De acuerdo CON los cargos, Washington había conspirado con su esposa para traer a Japón más de tres libras de marihuana (1,36 kilos), con un valor de venta de unos 110.000 dólares, a través del correo internacional en noviembre.